Categorías

Síguenos

Mantenimiento de coches RC

Publicado el 2021-03-01

Cómo mantener tu coche de radio control
Es muy importante hacer un mantenimiento del coche Radio control para evitar roturas innecesarias. Dependiendo del lugar sobre el que se utilice, variará la periocidad con que debemos  actuar sobre nuestro coche RC, aunque nunca le vendrá mal.

En primer lugar desmontaremos la carrocería si es posible y empezaremos con una limpieza general, ya sea con aire a presión, o bien con un pincel fuerte y seco, en ningún caso utilizaremos agua ni jabón para ello. Es necesario eliminar toda la suciedad de todos los rincones, teniendo especial cuidado con los componentes eléctricos como la batería, motor (en modelos eléctricos), variador, servo y receptor.

Motores Eléctricos
Antes de la puesta en marcha de nuestro vehículo, debemos leer atentamente las instrucciones, ya que cada coche puede requerir de unas atenciones específicas para su correcto funcionamiento.

Debemos cargar la batería del coche con el cargador que viene en la caja para esta batería en concreto, teniendo muy en cuenta las horas necesarias sobre todo para la primera carga que normalmente debe ser más lenta y larga que las siguientes. En la mayoría de casos, si el coche lo permite, sacaremos la batería del mismo para proceder con la carga. También deberemos poner las pilas o baterías en la emisora.

Ahora ya podremos conectar la batería del coche, y procederemos a la puesta en marcha primero de la emisora y a continuación el coche, siempre intentaremos tener el coche en alto sin que las ruedas toquen al suelo para evitar que por algún motivo el coche salga corriendo fuera de control y sufra algún desperfecto. Una vez comprobado que el coche responde bien a los giros del volante de la emisora y al acelerador y freno, ya procederemos a situarlo en el suelo.

En el caso de que una vez puesto en el suelo, el coche tenga tendencia a desviarse hacia uno de los lados, mediante el TRIM podemos neutralizar esta desviación, en los coches de hobby lo encontraremos en la emisora (indicado en el manual de instrucciones), y los coches de juguete, estará situado en la parte de debajo del chasis (indicado en el manual de instrucciones).


Motores Explosión
Antes de la puesta en marcha de nuestro vehículo, debemos leer atentamente las instrucciones, ya que cada coche radio control puede requerir de unas atenciones específicas para su correcto funcionamiento.

En primer lugar procederemos a realizar el rodaje del motor, buscaremos un sitio al aire libre y bien ventilado, para ello necesitamos el combustible con el % de nitrometano recomendado por el fabricante, un biberón para poner el combustible en el depósito y un chispómetro para calentar la bujía.

Para los primeros arranques, una vez llenado el depósito de combustible, aflojaremos ¼ de vuelta la bujía para quitar compresión al motor, le colocaremos el chispómetro y empezaremos a tirar del PULL START con tirones cortos (para evitar romper el mismo) y repetidos hasta que el motor se ponga en marcha. Es importante quitar el chispómetro una vez puesto en marcha, ya que de lo contrario podría perjudicar a la bujía y volverla a apretar.

Dejaremos el coche puesto en marcha al ralentí sobre un soporte que permita que las ruedas giren libremente sin tocar al suelo y de esta forma el motor no sufrirá en sus primeros momentos de utilización. Mientras el motor está en marcha, controlaremos su temperatura que en ningún caso estará por encima de 100º. Ahora esperaremos a que se acabe el combustible, luego dejaremos que se enfríe y volveremos a repetir toda la operación desde el principio, si lo hacemos con 3 depósitos, nuestro motor nos lo agradecerá.

Una vez puesto el motor en marcha, al quitar el chispómetro, el motor se para, es posible que tengamos problema con la bujía, es necesario reemplazarla por una de la misma numeración (temperatura) y tener cuidado con la arandela que lleva que no caiga.

La carburación dependerá siempre de la temperatura externa que tengamos, y de la altura (presión atmosférica), en caso necesario de tener que modificarla, lo haremos con la aguja de altas, tornillo grande encamisado situado al lado exterior del carburador sobre el escape, y moviéndolo muy poco, como máximo 10 minutos de agujas de un reloj, menos de un cuarto de vuelta. Si el coche hace mucho humo y tira combustible sin quemar por el tubo de escape, deberemos cerrar (apretar) dicho tornillo, en el caso de que el motor coja mucha temperatura, entonces deberemos abrir (aflojar) el mismo tornillo.

Para parar el motor, debemos tapar la salida del tubo de escape con un trapo u objeto que no deje salir aire, teniendo en cuenta que es muy posible que esté caliente.

Una vez comprobado que el coche RC responde bien a los giros del volante de la emisora y al acelerador y freno, ya procederemos a situarlo en el suelo.

En el caso de que una vez puesto en el suelo, el coche tenga tendencia a desviarse hacia uno de los lados, mediante el TRIM podemos neutralizar esta desviación, en los coches de hobby lo encontraremos en la emisora (indicado en el manual de instrucciones), y los coches de juguete, estará situado en la parte de debajo del chasis (indicado en el manual de instrucciones).

Esperamos que con este tutorial haya despejado las dudas, no obstante siempre puedes contar con el equipo de Burmodel, para el asesoramiento y puesta a punto de los coches radiocontrol, tanto de motor de combustible como para coches RC eléctricos.

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario